Colegio de Medicos Distrito III

Poder Disciplinario

REGLAMENTO ORGÁNICO DEL PODER DISCIPLINARIO

CAPITULO I - De los miembros de los Tribunales

Artículo 1º - Los miembros de los Tribunales, antes de asumir el cargo jurarán desempeñar sus obligaciones de administrar justicia, bien y legalmente, de conformidad con lo que prescribe la ley.
Los miembros de los Tribunales de Distrito jurarán ante el Consejo Directivo y delegado de Distrito al Tribunal Provincial. Los del Tribunal Superior lo harán ante el Consejo Superior.

Artículo 2º - Los delegados suplen-tes del Tribunal Superior reemplazarán al titular de cada Distrito, en caso de vacancia, suspensión, licencia o inhabilidad.
En los Tribunales de Distrito los suplentes se incorporarán sucesivamente, siguiendo el orden en que figuraron en la misma lista con que fue electo el titular a quien reemplacen.
En ambos casos el suplente ocupará el lugar pero no el cargo de titular. Para ello el Tribunal, sea de Distrito o Superior, hará la provisión que corresponda.

CAPITULO II - De los elementos de trabajo

Artículo 3º - Todos los Tribunales poseerán los siguientes elementos de trabajo:

1. Un registro de todos los miem-bros titulares y suplentes, tanto de los Tribunales de Distrito y Superior, como de los Consejos Directivos de Distrito y Superior, que se mantendrá actualizado permanentemente, tarea que corresponde al Secretario.
2. Un registro de expediente por orden cronológico de entrada y por índole de las causas, y entre éstas las de preferente despacho. Además, un registro de las sanciones disciplinarias y sentencias o resoluciones producidas.
3. Un libro de actas de acuerdos y juramentos.
4. Se formarán legajos con las estadísticas, inventarios, ficheros de jurisprudencia (por materias), comunicaciones y demás documentos que no hayan dado lugar a formación de causa.

CAPITULO III - De las atribuciones de los miembros de los Tribunales

Artículo 4º - Corresponde al Presidente:

1. Representar al Tribunal ante los Poderes Públicos y en general en todas las relaciones con funcionarios, entidades o personas.
2. Firmar las comunicaciones y oficios en representación del Tribunal, sin perjuicio de que las citaciones y notificaciones lo haga indistintamente con el Secretario.
3. Dirigir las deliberaciones y trámites de los asuntos que competen al Tribunal.
4. Disponer lo relativo a la dis-tribución de las causas, a los demás miembros para su estudio y establecer el orden y la oportunidad de su consideración ulterior.
5. Firmar las providencias simples y las relacionadas con recursos.

Artículo 5º - El Vicepresidente, en el caso del Tribunal Superior y el suplente en los Tribunales de Distrito, reemplazará al titular en caso de licencia o de ausencia accidental.

Artículo 6º - Correspondo al Secre-tario:

1. Refrendar la firma del Presi-dente en todos los casos.
2. Formular las comunicaciones, oficios y pedidos que debe dirigir el Presidente en repre-sentación del Tribunal.
3. Redactar las resoluciones, las actas y demás diligencias.
4. Ordenar y guardar las actua-ciones bajo la mayor seguridad. Todos los documentos e ins-trumentos quedan bajo su custodia y responsabilidad des-de el momento de su presentación, debiendo cuidar de que su recepción y entrega sea hecha contra recibo en el que conste el día y hora.
5. Autorizar el examen de los do-cumentos, autos originales e instrumentos, cuando lo re-quieran personalmente las par-tes, sus representantes legales o los peritos que actúan en la causa.
6 . Si el caso lo requiere puede solicitar al Presidente la de-signación de un miembro del Tribunal para que lo secun-de en su tarea.
7. Estarán a su cargo, en los Tribunales de Distrito, las comunicaciones al Tribunal Superior, las que deberán ser dirigidas a Secretaría.
8. Firmar las citaciones y notificaciones, indistintamente con el Presidente.
9. Llevar el registro establecido en el artículo 3º inciso 1 del presente.

Artículo 7º - Corresponde a los vocales:

1 Proponer al Presidente toda medida o averiguación ten-diente a esclarecer el hecho que se estudia.
2. Fundar por escrito su voto en disidencia.

CAPITULO IV - De las previsiones al fallar

Artículo 8º - Al fallar los miembros de los Tribunales Disciplinarios, tendrán en cuenta que:

1 . Ninguna infracción puede reprimirse con sanciones que no están establecidas legalmente, antes de ser cometidas.
2. Ninguna sanción podrá ser aplicada por analogía.
3. No podrá aumentarse o dis-minuir las sanciones, exce-diendo el máximo o mínimo establecido en la 1ey.

Artículo 9º - El Tribunal, en sesión plenaria y en privado, analizará las actuaciones tras lo cual el Presidente someterá a votaciones sucesivamente las cuestiones, con arreglo a lo establecido en el reglamento sumarial.

CAPITULO V - Del depósito de las actuaciones

Artículo 10. - Durante el término de tiempo fijado para la apelación, las actuaciones con los documentos originales y demás antecedentes quedarán en custodia en el Tribunal.

Artículo 11. - En el Colegio de Distrito se archivarán las causas cuya resolución definitiva hubiera correspondido a los Tribunales de Distrito o Provincia, y en el Colegio de Médicos de la Provincia cuando hubiere actuado la Cámara de Apelaciones en lo Civil.


CAPITULO VI - De forma

Artículo 12. - Las disposiciones de este Reglamento entrarán en vigencia el 1º de julio de 1986, quedando derogadas a partir de entonces, las normas generales de funcionamiento de los Tribunales Disci-plinarios de Distrito y Reglamento del Tribunal Superior, que fueran aprobadas el día 11 de diciembre de 1966.

(Aprobado por el Tribunal Superior de Disciplina, el 17 de mayo de 1986).

 

Información de Interés

  

Inicio Reglamentos Poder Disciplinario